Read in English culinaryhill.com

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados. Para más información, consulte nuestra política de afiliados.

¡Claro que puedes aprender a hacer huevos pochados (escalfados) y salsa holandesa para preparar los mejores huevos benedictinos en casa! Te enseñaré a hacer esta receta y tendrás un desayuno clásico en 20 minutos.

Huevos benedictinos servidos y listos para comer
Contenido
  1. Ingredientes
  2. Notas sobre los ingredientes
  3. Instrucciones paso a paso
  4. Consejos y modificaciones de la receta
  5. Huevos Benedictinos Recipe

Ingredientes

Ingredientes para la receta de huevos benedictinos con etiquetas

De un vistazo: En esta foto puedes ver los ingredientes que vas a necesitar para esta receta.
Para ver las cantidades específicas, por favor ve a la ficha de la receta, abajo.

Notas sobre los ingredientes

  • Salsa holandesa: Si tu salsa se ve grumosa, probablemente se calentó demasiado. Trata de sacarla del baño María inmediatamente para que se enfríe o añade un poco de agua fría. Si la emulsión no se está formando, hay algunas causas posibles: las yemas estaban demasiado calientes o demasiado frías, la mantequilla estaba demasiado caliente o demasiado fría, añadiste demasiada mantequilla en poco tiempo o no batiste suficientemente rápido. Si las yemas tienen un color rosa muy pálido más que amarillo pálido, puede ser que quedó clara en las yemas o no las separaste. Si tu holandesa estaba perfecta pero se está separando, pudo haber sido demasiado calor. ¡Trata de nuevo!
  • Huevos pochados o escalfados: No escatimes en agua caliente para hacer huevos escalfados; necesitan espacio suficiente para cocerse. Recomiendo añadir vinagre al agua para que las claras no se separen de las yemas.
  • Salsa tabasco o chile molido/ pimienta de Cayena: Añade al gusto (yo uso ⅛ de cucharadita [tsp.]) u omite por completo si no te encantan las especias.
  • Tocino canadiense o de lomo: Los huevos benedictinos tradicionales llevan tocino de lomo (también se conoce como “tocino canadiense”, no confundir con el “lomo canadiense”), pero si lo prefieres, puedes sustituirlo por rebanadas de jamón cocido o pulled pork (cerdo deshebrado) e incluso cochinita pibil, si estás en el sur de México.

Instrucciones paso a paso

  1. Para hacer la salsa holandesa, coloca un recipiente hondo de metal o de vidrio sobre una olla con agua hirviendo ligeramente a fuego lento (el agua no debe tocar el recipiente). Vierte las yemas de huevo en el recipiente. Con un batidor de globo bate las yemas constantemente, sin dejar que se cuezan demasiado.
Mezcla de yemas de huevo para salsa holandesa en recipiente hondo y con batidor de globo
  1. Retíralo del fuego e inmediatamente añade el jugo de limón. Retira la olla de la estufa. Coloca una toalla de cocina sobre la olla con agua y pon encima el recipiente con la salsa holandesa. Comenzando con pocas gotas, ve añadiendo la mantequilla clarificada caliente e intégrala.
Añadiendo con una cuchara gota a gota la mantequilla clarificada a la mezcla de yemas de huevo para hacer salsa holandesa
  1. Una vez que hayas añadido toda la mantequilla, sazona al gusto con sal, y salsa Tabasco, pimienta de Cayena o chile molido, si decides usarlos. Usa la salsa de inmediato o déjala en un lugar tibio (no caliente) por hasta 1 hora.
Una cuchara muestra la textura espesa y uniforme a la salsa holandesa ya mezclada en un recipiente hondo de vidrio

  1. Para escalfar los huevos, ajusta la rejilla del horno a unas 6 pulgadas de la parte de arriba del horno. Rompe los huevos uno por uno y cuélalos en un colador de rejilla mediano para quitar algo del líquido excedente de la clara, durante unos 20 a 30 segundos. Transfiere cada huevo en un recipiente hondo individual.
Huevo estrellado crudo en un colador y un huevo estrellado crudo en un recipiente individual
  1. Llena una olla de hierro colado o una olla grande con agua a la mitad (aproximadamente 6 tazas) y deja que hierva. Añade el vinagre. Ajusta el fuego a que hierva ligeramente, con pequeñas burbujas rompiendo apenas la superficie. Mientras tanto, llena otra olla grande con agua hasta la mitad y caliéntala hasta que llegue a los 150 °C. Sácala del fuego y cúbrela para mantener el calor. Esta segunda olla será para mantener calientes los huevos escalfados. Con cuidado, echa los huevos, uno por uno, al agua con vinagre, ya fuera del fuego. Deja suficiente espacio entre ellos. 
Una olla con agua hirviendo al momento de depositar el huevo crudo del recipiente individual para escalfarlo
  1. Deja que se cuezan hasta que la clara más cercana a la yema se vea sólida y opaca o hasta que esté en el punto de cocción deseado, unos 3 minutos. Sácalos con una cuchara espumadera y transfiérelos a la olla con el agua a 150 °C. Tápala para mantener el calor.
Olla de agua hirviendo, cuchara espumadera para colar el huevo ya escalfado
  1. Para armar los huevos benedictinos, coloca las mitades de los panecillos o muffins ingleses (English muffins), con la corteza hacia abajo, sobre una charola de hornear con bordes. Hornéalos (en modo broil, en inglés o 500 °F) hasta que se doren, entre 2 y 4 minutos. Coloca una rebanada de tocino de lomo sobre cada panecillo y déjalo en el horno hasta que el tocino esté caliente y comience a tostarse, aproximadamente 1 minuto. Saca la charola del horno.
Rebanadas de muffin inglés con una rebanada de tocino canadiense cada una sobre una bandeja de hornear
  1. Saca los huevos del agua, uno por uno, y deja que escurran. Con cuidado, cólocalos sobre cada mitad de pan con tocino.
Cuatro muffins ingleses con una rebanada de tocino canadiense encimacada uno y un huevo pochado o escalfado
  1. Vierte de 1 a 2 cucharadas de salsa holandesa sobre cada huevo y adorna con cebollín picado si así lo deseas. Sirve. Coloca la salsa holandesa restante en un recipiente para que los comensales se sirvan al gusto.
Cuatro huevos benedictinos servidos sobre pan, tocino canadiense y cubiertos con salsa holandesa y hierbas

Consejos y modificaciones de la receta

  • Porciones: Esta receta rinde 4 porciones de huevos benedictinos, de dos huevos cada una.
  • Prepara antes: Puedes preparar la salsa holandesa con hasta 1 hora de anticipación. Manténla en un lugar tibio (no caliente). Para hacer los huevos escalfados con anticipación, reduce el tiempo de cocción, 1 minuto menos; luego colócalos en agua helada, para enfriarlos. Guárdalos en agua fría en el refrigerador por hasta 2 días. Para servir, caliéntalos en un poco de agua caliente entre 20 y 30 segundos.
  • Diferentes preparaciones de los huevos: Los huevos escalfados o “pochados” son un clásico, pero prepáralos como más te gusten. Pueden ser estrellados o revueltos: la salsa holandesa les va muy bien.
  • Benedictinos estilo California: Sustituye el tocino por una rebanada de aguacate y jitomate.
  • Benedictinos a la irlandesa: Sustituye el tocino por carne curada (corned beef ).
  • Benedictinos con cerdo deshebrado: Sustituye el tocino por un guisado de cerdo deshebrado (pulled pork o cochinita pibil). 
  • Huevos Blackstone: Añade tocino frito y una rebanada de jitomate.
  • Huevos florentinos: Añade espinaca en vez del tocino (o junto con él).
  • Huevos Royale: Sustituye el tocino por salmón ahumado.
Huevos benedictinos servidos y listos para comer

Huevos Benedictinos

¡Claro que puedes aprender a hacer huevos pochados (escalfados) y salsa holandesa casera para preparar unos huevos benedictinos! Te mostraré cómo hacer esta receta para un desayuno clásico en 20 minutos.
5 from 3 votes
tiempo de cocinar 20 mins
Tiempo total 20 mins
Porciones 4 porciones
Plato Desayuno
Cocina Estadounidense
Calorías 324

Ingredientes 

Para la salsa holandesa (ver nota 1)

  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada agua
  • 1 cucharadita jugo de limón
  • 8 onzas mantequilla clarificada caliente
  • Sal al gusto
  • Salsa Tabasco pimienta de Cayena o chile en polvo al gusto (ver nota 3)

Para los huevos escalfados (ver nota 2)

  • 8 huevos
  • 1 cucharada vinagre blanco destilado

Para los huevos benedictinos

  • 1 cucharada sal
  • 4 panecillos ingleses (English muffins) partidos a la mitad
  • 8 rebanadas canadiense o tocino de lomo (ver nota 4)
  • Cebollines picados finamente, para adornar (opcional)

Instrucciones 

Para hacer la salsa holandesa

  • Para hacer la salsa holandesa, coloca un recipiente hondo de metal o de vidrio sobre una olla con agua hirviendo ligeramente a fuego lento (el agua no debe tocar el recipiente).
  • Vierte las yemas de huevo en el recipiente. Con un batidor de globo bate las yemas constantemente, sin dejar que se cuezan demasiado. Para saber si las yemas ya espesaron lo suficiente, puedes trazar una línea en la superficie de la mezcla; si la línea se queda marcada, sin que la mezcla fluya, ya está.
  • Retíralo del fuego e inmediatamente añade el jugo de limón. Retira la olla de la estufa. Coloca una toalla de cocina sobre la olla con agua y pon encima el recipiente con la salsa holandesa, para evitar que se deslice.
  • Comenzando con pocas gotas, ve añadiendo la mantequilla clarificada caliente. Una vez que se forme la emulsión, viértela más rápido y mezcla. Una vez que hayas añadido toda la mantequilla, sazona al gusto con sal, salsa Tabasco, pimienta de Cayena o chile molido, si decides usarlos.
  • Deja la salsa en un lugar tibio (no caliente). Ya está lista para usarse. Si está demasiado densa, añade poquita agua tibia y mezcla hasta que alcance la consistencia deseada.

Para escalfar los huevos

  • Para escalfar los huevos, ajusta la rejilla del horno a unas 6 pulgadas de la parte de arriba. Rompe los huevos uno por uno y cuélalos en un colador de rejilla mediano para quitar algo del líquido excedente de la clara, durante unos 20 a 30 segundos. Vierte cada huevo en un recipiente hondo individual.
  • Llena una olla de hierro colado o una olla grande con agua a la mitad (aproximadamente 6 tazas) y deja que hierva. Añade el vinagre. Ajusta el fuego a que hierva ligeramente, con pequeñas burbujas rompiendo apenas la superficie, a unos 200°C y mantén esa temperatura.
  • Mientras el agua se calienta, llena otra olla grande con agua hasta la mitad y caliéntala hasta que llegue a los 150 °C. Sácala del fuego y cúbrela para mantener el calor. Esta segunda olla será para mantener calientes los huevos escalfados.
  • Rompe los huevos, cada uno en un recipiente hondo individual (también pueden ser tazones o tazas). Con cuidado, vas a echarlos, uno por uno, al agua con vinagre, dejando suficiente espacio entre ellos. Tapa la olla y retíralos del fuego. Deja reposar hasta que la clara más cercana a la yema se vea opaca y sólida, unos 3 minutos, o hasta que esté en el punto de cocción deseado (4 minutos para yemas semicocidas, 6 minutos para yemas bien cocidas).
  • Si las claras no se ven sólidas después de 3 minutos, revisa cada 20 segundos hasta que lo estén. Saca los huevos con una cuchara espumadera y transfiérelos a la olla con el agua a 150 °C. Tápala para mantener el calor.

Para armar los huevos benedictinos

  • Para armar los huevos benedictinos, coloca las mitades de los panecillos ingleses (English muffins), con la corteza hacia abajo, sobre una charola de hornear con bordes. Hornéalos (en modo parrilla o broil, en inglés) hasta que se doren, entre 2 y 4 minutos. Coloca una rebanada de tocino de lomo sobre cada panecillo y déjalo en el horno hasta que el tocino esté caliente y comience a tostarse, aproximadamente 1 minuto. Saca la charola del horno.
  • Saca los huevos del agua, uno por uno, y deja que escurran. Con cuidado, cólocalos sobre cada mitad de pan con tocino. Vierte de 1 a 2 cucharadas de salsa holandesa sobre cada huevo y adorna con cebollín picado si así lo deseas. Ya están listos para servir. Coloca la salsa holandesa restante en un recipiente para que cada quien añada al gusto.

Notas

  1. Salsa holandesa: Si tu salsa se ve grumosa, probablemente se calentó demasiado. Trata de sacarla del baño María inmediatamente para que se enfríe o añade un poco de agua fría. Si la emulsión no se está formando, hay algunas causas posibles: las yemas estaban demasiado calientes o demasiado frías, la mantequilla estaba demasiado caliente o demasiado fría, añadiste demasiada mantequilla en poco tiempo o no batiste suficientemente rápido. Si las yemas tienen un color rosa muy pálido más que amarillo pálido, puede ser que quedó clara en las yemas o no las separaste. Si tu holandesa estaba perfecta pero se está separando, pudo haber sido demasiado calor. ¡Trata de nuevo!
  2. Huevos pochados o escalfados: No escatimes en agua caliente para hacer huevos escalfados; necesitan espacio suficiente para cocerse. Recomiendo añadir vinagre al agua para que las claras no se separen de las yemas.
  3. Salsa tabasco o chile molido/pimienta de Cayena: Añade al gusto (yo uso ⅛ de cucharadita [tsp.]) u omite por completo si no te encantan las especias.
  4. Tocino canadiense o de lomo: Los huevos benedictinos tradicionales llevan tocino de lomo (también se conoce como “tocino canadiense”, no confundir con el “lomo canadiense”), pero si lo prefieres, puedes sustituirlo por rebanadas de jamón cocido, pulled pork (cerdo deshebrado) e incluso cochinita pibil si puedes conseguirla fácilmente.
  5. Porciones: Esta receta rinde 4 porciones de huevos benedictinos, de dos huevos cada una.
  6. Prepara antes: Puedes preparar la salsa holandesa con hasta 1 hora de anticipación. Manténla en un lugar tibio (no caliente). Para hacer los huevos escalfados con anticipación, reduce el tiempo de cocción, 1 minuto menos; luego colócalos en agua helada, para enfriarlos. Guárdalos en agua fría en el refrigerador por hasta 2 días. Para servir, caliéntalos en un poco de agua caliente entre 20 y 30 segundos.
  7. Diferentes preparaciones de los huevos: Los huevos escalfados o “pochados” son un clásico, pero prepáralos como más te gusten. Pueden ser estrellados o revueltos, la holandesa les va muy bien.
  8. Benedictinos estilo California: Sustituye el tocino por una rebanada de aguacate y jitomate.
  9. Benedictinos a la irlandesa: Sustituye el tocino por carne curada (corned beef ).
  10. Benedictinos con cerdo deshebrado: Sustituye el tocino por pulled pork o cochinita pibil.
  11. Huevos Blackstone: Añade tocino frito y una rebanada de jitomate.
  12. Huevos florentinos: Añade espinaca en vez del tocino (o junto con él).
  13. Huevos Royale: Sustituye el tocino por salmón ahumado.

Nutrición

Tamaño de Ración: 1porción (2 huevos cada uno)Calorías: 324kcalCarbohidratos: 27gProteína: 18gGrasa: 15gGrasa Saturada: 5gGrasa Polisaturada: 3gGrasa Monosaturada: 6gGrasa Trans: 0.03gColesterol: 479mgSodio: 511mgPotasio: 218mgFibra: 2gAzúcar: 0.4gVitamina A: 670IUVitamina C: 0.2mgCalcio: 97mgHierro: 2mg
Tried this Recipe? Pin it for Later!Mention @CulinaryHill or tag #CulinaryHill!

Meggan Hill

You May Also Like

Questions and Comments

Thank you for your comments! Please allow 1-2 business days for a reply. Our business hours are Monday through Friday, 9:00 am PST to 5:00 pm PST, excluding holidays. Comments are moderated to prevent spam and profanity.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Comments